ORTOREXIA, solo comida saludable…

El ser humano tiende a los extremos, en todos los campos de su vida, también en su obsesión por cuidarse y llevar una alimentación sana. Y esta tendencia puede ser peligrosa y tiene un nombre: ortorexia.

chica lupa

Esta enfermedad, aunque pueda parecerlo, no es nueva. El término ya se utilizaba a finales de los años 90 y proviene de las palabras griegas: “orto”, que significa “correcto”; y “orexis”, “apetito”. Así que, literalmente, la palabra significa “apetito correcto”.

La ortorexia consiste, por lo tanto, en otro más de los trastornos alimentarios que padece la sociedad actual. En este caso se trata de una obsesión patológica por ingerir solamente comida que el individuo considera saludable. De ahí la obsesión por consumir alimentos naturales, biológicos…

CHICA PEREJIÑL

Y aunque a simple vista no parece algo peligroso, sí que lo es. Tanto es así que puede producir desnutrición. A alguno os parecerá que esto es exagerar, pero no es así. El organismo del ser humano está diseñado para que ingiera determinados tipos de nutrientes y si lo privamos de ellos, esto se convierte en muy peligroso para la salud.

Las personas que padecen ortorexia evitan comer alimentos que contienen grasas, conservantes y colorantes artificiales. Pero la radicalización ha ido más allá y han eliminado de su dieta cualquier alimento que contenga lácteos o gluten. Asimismo, tampoco consumen carne roja ni huevos ni azúcares.

Por supuesto, estas personas dedican mucho tiempo de su día a planificar las comidas y a pensar en alimentos sanos, además de contar las calorías de todo lo que consumen.

chica bote

Pero los efectos negativos no solo son físicos, también aparecen a nivel social y emocional. Los individuos que padecen ortorexia se consideran superiores al resto por su forma de alimentarse, e incluso pueden sufrir aislamiento social debido a esta percepción de superioridad y a que no quieren comer fuera de casa para no faltar a sus principios alimentarios.

Seguro que leyendo esto pensaréis, “no será para tanto…”, juzgar vosotros mismos: el 28% de la población de los países más desarrollados ya padece este problema y se estima que crecerá la cifra, ya que la obsesión por llevar una vida sana va en aumento. Os lo dije al comienzo, tendemos al extremo: a cuidarnos demasiado o a no cuidarnos nada.

Como todos los trastornos alimentarios, es complicado de superar, pero es posible con la ayuda de un especialista y la introducción en la dieta diaria de los nutrientes que el paciente necesite.

Así que ya sabéis, hay que llevar un estilo de vida sano y saludable. Comer bien, hacer ejercicio… pero también disfrutar con ello. Que no os obsesione tanto la comida que no os permitáis un capricho de vez en cuando. Que no os dejéis llevar por esa obsesión y os olvidéis de disfrutar sabores y, sobre todo, el momento de compartir una buena comida con la familia y los amigos.

En conclusión, sed felices.

Fdo. La CHiCa De LoS BoTiNeS aZuLeS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s