Yo, yo mismo y mi selfie

En mi anterior post os comentaba los premiados de los últimos Oscars otorgados por la Academia del Cine norteamericana. Sin embargo, los ganadores de aquella noche han quedado eclipsados algo tan sencillo como esto: UNA FOTO.

Selfie-Ellen-DeGeneres-los-1902529Esta instantánea, tomada desde el móvil de la presentadora Ellen DeGeneres y colgada en Twitter se ha convertido en la más retuiteada de la historia, quitándole el puesto al tuit en el que Obama anunciaba su reelección.

Y mirando la foto no deja de darme vueltas en la cabeza que nos hemos convertido en una cultura en la que si no tenemos quien hable de nosotros, lo hacemos nosotros mismos. Una cultura en la que mirarse al ombligo está bien visto y en la cual hemos ido perdiendo espacios de intimidad para dar lugar a redes sociales en las que damos cuenta de todos y cada uno de los detalles de nuestra vida: a la hora que nos levantamos, qué comemos, qué llevamos puesto, qué pensamos, qué aspecto tenemos… Es la publicidad llevada a su  máxima expresión. Y, lo mejor de todo, es que funciona. ¡¡¡Cuantos más detalles da un famoso de su vida, más seguidores tiene!!!

Atrás quedaron los tabloides, la prensa rosa, los paparazzi… los propios famosos son quienes destapan sus “trapos sucios”.

Por otros lado, muchos de estos detalles nos ayudan a acercar a los famosos al público en general, enseñándonos que son igual que nosotros. Ellos también se despiertan despeinados, también tienen una mascota adorable, también disfrutan de la vida en familia, también salen con amigos…

No pretendo con este post criticar la cultura selfie, yo soy la primera que escribo un blog o que me hago fotos con el look del día o que os enseño los lugares que me gustan y los platos que no debéis perderos, solo es una reflexión de cómo cambia la visión de la vida desde que las redes sociales, las nuevas tecnologías y los smartphones forman parte de ella. Juzgar si eso es bueno, malo, correcto o incorrecto, debe estar en cada uno. Cada uno debemos saber si nos importa que los demás sepamos esto o lo otro de nosotros mismos.

Y relacionado con esto siempre me acuerdo de una anécdota que cuenta mi abuela Antonia con respecto al hermano de una amiga suya, al que ella llam ‘el que se retrató solo‘. Cuenta que cuando eran jóvenes (supongo que tener cámara de fotos tendría poca gente), el susodicho se hizo una foto a sí mismo (un selfie) y que salió con un cabezón enorme (lo que viene pasando ahora, a pesar de lo que ha avanzado la técnica) y desde entonces ella lo llama así. ¡¡¡Lo que a ella le llama tanto la atención, es algo de lo más común hoy en día!!!

Con respecto a la foto del principio, no sólo ha sido la más tuiteada de la historia, seguro que es una de las más versionadas. Aquí os incluyo alguna de las versiones más graciosas de la foto. ¿Conocéis alguna más digna de mención?

selfie simpsons selfie deportistas selfie dicaprio selfie legos

Y a vosotros, ¿os gusta hacer selfies?

Fdo. La CHiCa De LoS BoTiNeS aZuLeS

PD: No me podía marchar sin incluir la foto de Brad Piz(za). Jajaja, que hambre deben dar los eventos multitudinarios!!!!

brad pizza

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s